Fuga de datos, nuestros datos, nuestra privacidad

 

Nos encontramos en la era digital, todos estamos conectados a una red en la cual subimos y almacenamos gran cantidad de datos, pero aun así nos preocupa nuestra privacidad, principalmente si de una empresa, o nuestra empresa, estamos hablando.

Uno de los problemas actuales que enfrentan muchas empresas, especialmente aquellas que han comenzado o ya han finalizado su proceso de digitalización, es la fuga de datos.

 

¿QUÉ Y CÓMO SE PRODUCE LA FUGA DE DATOS?

Es la pérdida de la confidencialidad de los datos, fruto de un incidente de seguridad que puede haberle ocurrido a una organización o un individuo. Es decir, hablamos de fuga de datos cuando una información considerada confidencial se pierde, si bien no necesariamente queda expuesta (aunque normalmente acabe siendo conocida por terceros no autorizados o hecha pública).

 

Una fuga de datos puede producirse de diversas formas, desde descuidos hasta ciberataques, por lo que se clasifican en dos tipos:

Internas: originadas por empleados o miembros de la organización y pueden producirse de forma inconsciente (pérdida de dispositivos o documentos, descuidos, falta de conocimiento o aplicación del protocolo de seguridad, etc.) o intencionales (por motivos de venganza, para obtener beneficios económicos, espionaje industrial, etc.).

Externas: Se trata en su gran mayoría de accesos no autorizados e ilícitos a la información que custodia la organización, con fin económico, principalmente.

 

Detrás de la fuga de datos puede haber tanto causas organizativas como causas técnicas. Las primeras hacen referencia a la falta de clasificación de la información, de políticas de seguridad claras y definidas, de falta de formación y conocimiento por parte de los empleados, etc.

Mientas que las segundas se refieren a la falta de medios técnicos para proteger y garantizar la confidencialidad de la información, quedando está expuesta a diferentes tipos de ciberataques.

 

¿CÓMO EVITAR LA FUGA DE DATOS?

Evitar la fuga de información pasa por crear e implementar medidas técnicas, organizativas y legales adecuadas y efectivas que garanticen la confidencialidad, integridad y disponibilidad de la información.

En ese sentido, es imprescindible crear una política o protocolo de seguridad de la información, que parte de un análisis de riesgos para valorar y evaluar las amenazas a las que se enfrenta la empresa y, a partir de las conclusiones extraídas, determinar qué medidas de seguridad es necesario implementar.

Además, es necesario que esa política o protocolo, incluya también cómo debe responderse y gestionarse la fuga de datos, para poder reaccionar lo más rápido posible y ponerle fin.

Quizá te puedan interesar estos artículos

Igualdad Efectiva: Un camino hacia un mundo más justo.

La igualdad afectiva es un ideal que ha sido parte de la luchas sociales y políticas a lo largo de la historia. Es un principio fundamental que busca garantizar que todas las personas tengan las mismas oportunidades, derechos y trato, independientemente de su género, raza, orientación sexual, religión o cualquier…

Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA): Creando una Educación Inclusiva y Accesible para Todos

En el panorama educativo diverso y en rápida evolución de hoy en día, es crucial garantizar que los entornos de aprendizaje satisfagan las necesidades de cada individuo, independientemente de sus habilidades, antecedentes o preferencias de aprendizaje. El Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA) es un marco educativo que tiene como…

¿Qué debes saber sobre Chat GPT?

La inteligencia artificial está para quedarse, es importante conocer sobre este tema para estar al frente de los avances tecnológicos actuales y utilizar estas herramientas a nuestro favor. La inteligencia artificial conocida por sus siglas IA, es cuando una máquina tiene la habilidad y capacidades para realizar ciertas actividades que…